Chute de adrenalina con la réplica de una carrera a lomos de una Honda RC213V

212 caballos, un brillante historial de competición y proyección de domo a 360°. Christie participa en el lanzamiento de la RC213V, la nueva obra maestra de Honda para la competición.

Si quiere ver una masa de aficionados apasionada y experta, olvídese de la Fórmula 1 y de la Serie A y asista a un encuentro de MotoGP. Dese un garbeo por los stands y por la recta de boxes. Seguro que oirá hablar del fabuloso triunfo de Valentino Rossi en el Valencia GP, pero también de la rigidez torsional. Porque esa gente sabe de motos, y las ama.

De ahí el valor informativo que tiene el lanzamiento de una nueva moto Honda. Y si ese lanzamiento es el de una Honda creada a partir de su RC213V MotoGP, seguro que suscita tanta satisfacción como la del fan de las motos al ver a su piloto favorito un par de vueltas por delante.

Hablamos de motos verdaderamente rápidas, y se requiere mucha carretera, y muy despejada, para acercarnos a lo que se siente a lomos de esta moto de 212 caballos de potencia. También buenos bolsillos en el mono de cuero: con sus 191.000 euros la RC213V-S es la moto de calle más cara de las creadas hasta la fecha por Honda, que limita la producción a una sola moto por semana.

No es fácil, por tanto, hacer visible lo que se siente al conducir una de esas motos. Para logarlo, Honda encargó a Newmedia Technology Studio que buscara el modo de transmitir a los periodistas la sensación real de montar esa máquina sin poner en peligro sus vidas. Tampoco la de la moto. La solución de Newmedia fue un espectacular domo geodésico de ocho metros de altura equipado con seis proyectores Christie Roadster HD20K-J (tecnología 3DLP, resolución HD, 18.000 lúmenes ANSI), con los que mostrar un vídeo de 360º creado expresamente para la ocasión, que permitiera sentir, por una vez en la vida, qué es eso de llevar una moto a sus límites.

Diego De Anna, CEO de Newmedia, nos resume la experiencia: “Honda es una empresa de alta tecnología de vanguardia, y quería un concepto innovador que estuviera a la altura. La opción por la proyección en domo (fulldome) implicaba considerar al público como más que simples espectadores, poniéndolos realmente en la carretera, a conducir aquella moto…

Los seis proyectores se montaron en el interior del domo, a dos metros de altura, sobre estructuras truss, cinco proyectando sobre la base del domo y el sexto sobre el domo en sí, usando blending y warping para crear sobre una superficie de proyección de 300 metros cuadrados una imagen homogénea y sin divisiones.

El show arrancó con una animación breve creada por el estudio neozelandés The Darkroom. Con resolución 3K y formato fulldome, sienta, casi literalmente, al espectador en el asiento de una RC213V-S, haciéndole sentir la excitación de lanzarse por carreteras secundarias pisando a tope el acelerador. Ya con la adrenalina más calmada, Marc Márquez, tres veces campeón y piloto de pruebas, dio su visión de experto sobre la moto y nos explicó por qué es tan especial.

La gestión de la proyección se llevó a cabo con el servidor Delta Media Server de 7thSense y el sistema Medialon de Show Master Control. La instalación fue cableada por Ethernet. Javier Ruiz, director técnico de Newmedia, señala: “Lo bueno de los proyectores Christie es que se integran e interactúan perfectamente en ese flujo de trabajo”.

“Pero además, los niveles de brillo y contraste de los proyectores son excelentes. En cuanto a la relación lúmenes-peso, Christie es quizás el único fabricante que ha desarrollado un producto que garantiza esa luminosidad con un peso tan ligero. El hermetismo de la máquina implica asimismo un nivel mínimo de ruido, lo que en un entorno cerrado como éste resulta esencial”.

Mostrando el mismo entusiasmo por las lentes que el que los aficionados al MotoGP desplegarían al hablar de un caballito bien hecho, Diego de Anna, CEO of Newmedia, destaca la importancia de contar con ópticas de máxima calidad:”En este tipo de eventos inmersivos la calidad de la lente es crucial, porque tenemos que hacer foco en la parte central de la superficie curva y en los extremos, lo que implica no uno, sino hasta cinco blendings, algo muy difícil de lograr. Con la lente 1.2 de Christie consigues hacer foco tanto en el punto central como en los laterales, logrando una corrección polar perfecta”.

Pero dejemos a Carlo Fiorani, de Honda, la última palabra…

La verdad es que las proyecciones fueron increíbles y quedé muy impresionado con la calidad y el grado de inmersión conseguidos. Sentías que eras tú quien llevaba la moto…”

No hay mayor elogio que ese.

Haga clic aquí para leer más.