El Domo de Maloka de Colombia

20 millones de píxeles y un billete hacia las estrellas

Éramos jóvenes y queríamos ser astronautas. No nos daba miedo, queríamos viajar a las estrellas y hacer todo lo que JFK nos dijo que se podía hacer. Y lo más cerca que podíamos llegar era el planetario, así que íbamos y, una vez allí, las estrellas no eran lo que más nos alucinaba. Era su proyector.

Un aparato gigantesco con dos focos gemelos que parecía un insecto de cientos de ojos. Se mantenía sobre unas larguiruchas patas y proyectaba miles de estrellas sobre una cúpula oscura. Se movía; y nunca habíamos visto que un proyector lo hiciera. Era un proyector planetario Zeiss-Jena de proyección universal Tipo 23/6. Por entonces no sabíamos eso; solo sabíamos que era alucinante.

Puntos en el techo

Seamos sinceros. ¿La proyección? Esa no impresionaba tanto. Todo era bastante infantil. Lo que nos habría gustado ver eran rayos-c brillando en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhauser. Y lo que veíamos eran puntos en el techo.

Eso era lo que pasaba entonces, pero ahora el Domo de Maloka de Colombia tiene cinco Christie Mirage 304K con tecnología 3DLP® y 30.000 lúmenes cada uno. Cada uno de esos cinco proyectores Mirage cubre el 20% de la cúpula curvada de 22 metros y 180º, y suman 150.000 lúmenes y 20 millones de píxeles en pantalla. Más que suficiente para encender la imaginación de cualquier aspirante a astronauta.

Y como el mundo digital ofrece Domo de Maloka una enorme filmoteca en comparación con el formato de 8/70 al que sustituye, se ha proyectado Hábitat Tierra, Regreso a la luna y Astronautas por accidente. Y aunque han optado por vidrios activos, también pueden realizar proyecciones en 3D.

La ciencia no se ve eclipsada

Todo esto podría haber eclipsado la parte científica, pero nada más lejos de la realidad. El proyecto Domo de Maloka, obra de la sueca Sciss, experta en planetarios, utiliza la plataforma de visualización de datos Uniview, muy conocida por ser una de las mejores.

Emparejarla con esos cinco Mirage de 304K hace que puedas explorar cualquier objeto conocido del sistema solar; candidatos Kepler, regiones de formación estelar, cúmulos estelares, las estrellas de nuestro sistema solar, objetos del espacio profundo, galaxias Sloan y cuásares. Se puede simular movimiento orbital con la misma precisión que la NASA y lograr acceso automático a una red de imágenes satelitales que se actualiza diariamente y proyectarlas en 8K. Maloka también acoge regularmente reuniones de expertos de todo el mundo, interconectándose con otras cúpulas y acogiendo eventos inmersivos multipantalla.

Un salto enorme

Este es un salto enorme para los estándares de todo el mundo, muy diferente de los planetarios de las viejas Zeiss-Jena. Pero esta no es la primera experiencia del Maloka con Christie. Su auditorio 3D de pantalla plana lleva ocho años utilizando proyectores Christie, algo que la Directora de Operaciones del Maloka, Cristina Colimon, ha afirmado que ha tenido una gran importancia: “Maloka confió al 100% en ChristieDesde que se instaló, el CP2000 ha demostrado ser totalmente fiable en un auditorio 3D”.

Los viajes no siempre te llevan adonde tú esperas. Todos aquellos años, cuando visitábamos el planetario, sentíamos que estábamos comprando un billete a las estrellas. Lo que comprábamos en realidad, resultó llevarnos mucho más allá.